Saltar al contenido.

Posts etiquetados ‘Problemasdelpresente’

11
Nov

Los años dorados y la educación juvenil

Los Estados Unidos fueron el primer país en la historia moderna en que cada generación gozaba de mayor educación que sus padres, consideración elemental que alcanza a explicar en gran parte esa sociedad centrada en los niños que desconcertaba a los observadores extranjeros. El proceso familiar de ensanchar tanto la base cuanto la cúspide de la pirámide educacional se aceleró grandemente en los años que siguieron a la segunda Guerra Mundial. La prosperidad, la Declaración de Derechos, las urgentes demandas de mano de obra experta: todo eso se combinó para dar un poderoso ímpetu a la educación; para 1960, el college ocupaba casi la misma posición en la empresa educativa que la high school de 1920, y el junior college en 1940. Entre 1920 y 1960, el número total de estudiantes en las instituciones de educación superior creció, de menos de 600 mil a 3.6 millones, acontecimiento crítico para el aumento de clase media.

Samuel Eliot Morrison, Henry Steele Commanger y William E. Leuchtenburg, «Breve historia de los Estados Unidos»

9
Nov

La naturaleza del socialismo

El socialismo se presenta, en la relación del hombre con la naturaleza y en las relaciones de los hombres entre sí, con un valor y con una superioridad objetiva, real, que tiene por fundamento la abolición del antagonismo entre la apropiación privada y la producción social y de la división de clases que deriva de él. Pero, en la incorporación de los hombres a la lucha por el socialismo es decisivo el convencimiento de esa superioridad, de ese valor, no como algo simplemente deseado o soñado sino desprendido de condiciones reales que lo hacen posible.

Adolfo Sánchez Vázquez, «Del socialismo científico al socialismo utópico», 1970

31
Oct

Objetivamente hablando

La singularidad de la guerra fría estriba en que, objetivamente hablando, no había ningún peligro inminente de guerra mundial. Más aún: pese a la retórica apocalíptica de ambos bandos, sobre todo del lado nortemericano, los gobiernos de ambas superpotencias aceptaron el reparto global de fuerzas establecido al final de la segunda guerra mundial, lo que suponía un equilibrio de poderes muy desigual pero indiscutido.

Eric Hobsbawm, «Historia del siglo XX»

27
Ago

La historia y el presente

La historia intenta dar razón de nuestro presente concreto; ante él no podemos menos que tener ciertas actitudes y albergar ciertos propósitos; por ello la historia responde a requeriemientos de la vida presente. Debajo de ella se muestra un doble interés: interés en la realidad, para adecuar a ella nuestra acción, interés en justificar nuestra situación y nuestros proyectos; el primero es un interés general propio de la especie, el segundo es particular a nuestro grupo, nuestra clase, nuestra comunidad.

Luis Villoro, «El sentido de la historia»

15
Abr

La educación hace 30 años, ¿alguna diferencia?

Un grupo de investigadores que elaboraron un documento en 1986 presentaba estas conclusiones: 18 millones de mexicanos no habían iniciado o concluido la primaria, 336 mil niños no tenían acceso a ella y un millón 600 mil alumnos reprobaban anualmente; la secundaria no preparaba para una buena educación superior ni para la integración en los trabajos; la preparatoria atendía a menos del 20 por ciento de los jovenesque debían cursarla y las universidades seguían con modelos académicos del siglo XVII combinados con la corrupción de los tiempos priístas. En resumen, la educación en México también se hallaba en crisis y en varios aspectos había retrocesos. Por último, los salarios de los maestros eran una vergüenza y el sindicato, el SNTE, el más grande de América latina, era totalmente charro, al igual que su cacique Carlos Jonguitud Barrios.

José Agustín en La tragicomedia mexicana 3

A %d blogueros les gusta esto: