Saltar al contenido.

Entradas de la categoría ‘IEMS y SUTIEMS’

25
Nov

Sobre la reforma estatutaria del SUTIEMS: la propuesta

Ha llegado un momento complicado al SUTIEMS. La reforma de los estatutos del sindicato representa no pocos problemas en función de la obligada armonía con las leyes federales. Empecemos por nombrar los más importantes:

Es necesario renunciar al numero excesivo de carteras que tenemos. Y esto no solo porque ya no será posible un representante por Asamblea de Centro de trabajo (ya somos 23 y no parece probable que el IEMS quiera aumentar el número de licencias), sino porque la forma de elección por plantel nos imposibilita para asegurar la paridad de género en el CE. ¿Cómo garantizar que lleguen al comité en número igualitario si la elección por planteles es tan diversa y compleja? Debemos, pues, renunciar a la elección tradicional de un representante por plantel. ¿Se imponen, pues, las planillas? Sí y no. Aclaremos:

1) Sí, porque favorecen la presencia de un equipo de trabajo cuya conformación bien puede responder a la proporcionalidad exigida. Además de que garantiza de antemano el trabajo en equipo. Pero el trabajo en equipo le conviene a las secretarias en donde la naturaleza de sus funciones está orientada más al trabajo práctico interno. Por eso, solo un numero determinado de carteras serían electas por planilla. Solo un grupo bien definido.

2) No, porque algunos de las secretarías cuyas funciones son esenciales y su campo de acción es mayoritariamente hacia el exterior, es decir, hacia la representatividad del sindicato y deben ser producto de la elección directa, de la que nos hagamos cargo todos. Por eso conviene la elección mixta que se propone en el documento enviado.

De la misma forma, la elección tradicional en Asamblea no es procedente. La ley impone la participación universal, un ejercicio controlado con padrón y bien organizado, sin lugar a perspicacias. Por experiencia sabemos que eso no se logra en una asamblea. Por ello será necesario una Jornada electoral bien cuidada y que cuente con la participación de todos los afiliados desde su respectivo centro de trabajo. Eso también está incluido en el documento enviado.

Finalmente, se impone la no reelección, la necesidad de participación de nuevos actores sin compromisos de grupo, sin deudas o favoritismos. Se impone la necesidad de que el CE se renueve continuamente para darle motivos de participación a las mayorías, no a los grupos ya viciados. Que el SUTIEMS se consolide como un sindicato participativo en verdad. ¿Se perderán los derechos ganados? ¿la licencias restantes? No. Bien puede buscarse un mecanismo que permita exigir al IEMS el mantenimiento de esas licencias para, por ejemplo, garantizar que cada trabajador que llegue al CE, sea sustituido temporalmente usando dichas licencias.

La propuesta no está acabada, bien se puede mejorar, bien se puede discutir: pero debe servir de base pues resuelve todos los puntos que urgen y algunos que, aunque no urgen, vale la pena cambiar.

Se puede descargar la propuesta señalada Aquí

15
Sep

Sutiems, los compromisos

Se dice poco, pero la gran herramienta del Sindicato titular del IEMS es contar con los reglamentos de la Comisiones mixtas y el Reglamento Interior de Trabajo. Esos lineamientos que ⏤parcos aún⏤ norman asuntos tan importantes como los cambios de plantel y turno, las licencias, permisos y demás derechos imprescindibles.

Es en estos documentos, en su comprensión cabal y profunda, es en donde se encuentra la clave para una justa retribución a los trabajadores que depositan su confianza en la representación sindical. Una retribución justa, decíamos, ya que son documentos que prescriben la bilateralidad de decisiones. Es decir, garantizan el dictamen «neutral» en consideración de un hecho simple: las decisiones se toman en conjunto, no de manera privativa.

Cierto que hubo graves golpes a esta instancia cuando nos tocó el atentado frío y calculado de Ulises Lara y la intromisión del Sindicato minoritario: en riesgo estuvieron muchas negociaciones y ⏤de hecho⏤ se violentaron diversos derechos. La calma regresó al ser anunciada y festejada la salida de Lara y toda su estructura. Al intervenir un funcionario de alto nivel ⏤el secretario de educación de la ciudad⏤ se pudo restablecer el «semiorden» que imperaba. Y buenos aires se respiraban.

Lo lamentable fue que los representantes sindicales no supieron darle seguimiento apropiado, preocupados más por «complacer» a los mal llamados «interinos» que son cercanos ⏤cuando no amigos o parejas sentimentales⏤ a su grupo y fieles «defensores» de cualquier crítica o cuestionamiento que los líderes recibieran.

Lo lamentable fue ⏤decíamos⏤ que la mirada se orientó a esa lucha, mientras se obnubiló lo importante: la revisión contractual pasó desapercibida y la oportunidad de mejorar los instrumentos legales con los que contamos se esfumó. O al menos así parece.

Por ello, la actuación de la dirigencia saliente ⏤cuyos integrantes, hasta donde sabemos, no rindieron informes⏤ debe ser compensada por un Comité Ejecutivo renovado que no se instale en la cómoda posición de «hacer de todo y no hacer nada». Esto quiere decir que el respeto por las diversas tareas que cada una de las carteras define es esencial, fundamental. Desde aquí se sugiere el trabajo especializado en cada cartera y que las posiciones se respeten. Que no se acapare el trabajo o se monopolice la información. Que no se generen grupos ni luchas inicuas que no llevan a nada bueno. Que no se crea que el CE tiene un poder que en realidad no tiene. Y un Secretario general ⏤y secretario de organización⏤ que no sea «todólogo» creyendo que debe estar siempre bajo la luz del reflector.

Así se podrá garantizar un intenso trabajo de revisión y manejo profundo ⏤por parte de las carteras correspondientes⏤ de los reglamentos de comisiones mixtas y demás disposiciones que urge mejorar, clarificar, especificar. Y esa gran herramienta de la que hablábamos se consolide para el bien de los trabajadores del IEMS.

A %d blogueros les gusta esto: